jueves, 16 de febrero de 2012

Método TEACCH

Hola de nuevo, hoy os presento el Método TEACCH (Tratamiento y Educación de Niños con Autismo y otros Problemas de Comunicación). La metodología TEACCH se basa fundamentalmente en la Estructura y las Ayudas Visuales, es idónea en el trabajo diario con este alumnado, especialmente en la organización de las Aulas Abiertas y aulas específicas que escolarizan alumnos con Trastornos del Espectro Autista (TEA).

Método TEACCH (abreviación en ingles de Tratamiento y Educación de Niños con Autismo y Problemas de Comunicación Relacionados)

El fin principal de este programa es la atención integral de la persona con Trastornos del Espectro Autista (TEA) y su familia, para que pueda vivir y trabajar más efectivamente en la casa, en la escuela y en la comunidad, reduciendo y mejorando los comportamientos autistas. La aplicación de esta metodología en la escuela se centra en desarrollar el trabajo autónomo.
Los principios en los que se fundamenta, según Schopler (2001) son:
Adaptación óptima.
Colaboración entre padres y profesionales.
Intervención eficaz.
Énfasis en la teoría cognitiva y conductual.
Asesoramiento y diagnóstico temprano.
Enseñanza estructurada con medios audiovisuales.
Entrenamiento multidisciplinario en el modelo generalista.
Los elementos importantes del programa son los siguientes:
1. Enseñanza estructurada. En contextos así organizados el alumno entiende mejor situaciones y expectativas, dándole sentido a la actividad que desarrolla. Con ello facilitamos el aprendizaje ya que estamos utilizando la modalidad visual, que es la que mejor entienden, les estamos ayudando a entender las situaciones que van a ocurrir, estamos fomentando la comprensión del alumno y, por tanto, estamos posibilitando la reducción de los problemas de conducta y enfrentamientos personales.
Se utilizan los siguientes niveles de estructura:
- Estructura física: contextos con significado.
- Horarios individuales.
- Sistemas de trabajo (desarrollo de trabajo independiente, de izquierda a derecha, de arriba abajo, emparejando colores, utilizando letras y números).
- Rutinas y estrategias.
- Ayudas visuales.
2. Actividades secuenciadas visualmente: organización visual. El alumno sabe exactamente qué ha de hacer, cuánto ha de hacer, sabe cuando ha terminado y sabe también que pasará después.
3. Enseñanza 1 a 1. Los nuevos aprendizajes se han de realizar de forma individual, utilizando diferentes estrategias y posiciones.
4. Comunicación expresiva. Se pretende el desarrollo de las habilidades comunicativas y que éstas sean utilizadas de manera espontánea por la persona con Trastornos del Espectro Autista (TEA). Es importante registrar y evaluar cómo se comunica, con quién lo hace, dónde y por qué, con ello elaboraremos una programación individual y ajustada a sus necesidades.
5. El Juego. El niño debe aprender de manera intencional a jugar, para TEACCH “el trabajo es un juego, jugar es un trabajo”. Los niveles de desarrollo del juego son: conducta sensoriomotriz repetitiva, conducta sensoriomotriz exploradora, juegos de causa-efecto, rutinas simples (secuencias funcionales), y juego simbólico.
6. Problemas conductuales. Interpretación comunicativa para evitar los problemas de comportamiento. Modelo del Iceberg, la conducta observable es sólo una parte pequeña de todo el problema.

Para más información sobre el método TEACCH, os podéis dirigir a las siguientes páginas web:

Fuente: Documento “Intervención Educativa en el Alumnado con Trastornos del Espectro Autista”. Autor: Francisco Tortosa Nicolás. Servicio de Atención a la Diversidad. Dirección General de Promoción Educativa e Innovación. Consejería de Educación, Región de Murcia. (http://teleformacion.carm.es/moodle/mod/resource/view.php?id=86775).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada